La innovación y la creatividad están sesgadas hacia el lado derecho


La mayoría de las personas muestran un ligero sesgo hacia el lado izquierdo del espacio. En otras palabras, si se nos muestra una línea horizontal y se nos pide que ubiquemos el punto medio, la mayoría de nosotros va a marcar esa posición un poco más a la izquierda del centro real.


escala blanco negro

Sin embargo, distintas investigaciones han demostrado que, en realidad, los individuos muestran variaciones en esta inclinación espacial. Que, como hemos dicho, la mayoría de nosotros este sesgo lo presenta hacia la izquierda, y una minoría lo tiene hacia la derecha. Es más, dicha predisposición espacial podría relacionarse de una manera interesante a determinados rasgos de nuestra personalidad.

Rachel Tomer, una investigadora en psicología cognitiva, utilizó una imagen de escala de grises para analizar el sesgo espacial de 156 estudiantes universitarios. A los participantes se les mostraron varios pares de rectángulos que se degradaban de negro a blanco en direcciones opuestas (ver imagen).
La tarea de los estudiantes era decir cuál rectángulo de cada par contenía más negro.

Tomer encontró una tendencia bastante generalizada hacia la parte izquierda del espacio, pero también descubrió que diez estudiantes mostraron este sesgo hacia la derecha.
Curiosamente, además se advirtió que los participantes con esta tendencia hacia la derecha del espectro, también tendían a obtener mejores resultados en trabajos enfocados en la realización de tareas innovadoras.

Dicha relación no sería tan sorprendente si esta investigación se hubiese hecho con animales, ya que la mayoría de ellos tiene su sesgo atencional fuertemente influenciado por el lado de su cerebro que tiene el sistema dopamínico más activo. Esto quiere decir que, a más actividad de dopamina en el hemisferio izquierdo, el sesgo atencional se dirige hacia la derecha y viceversa. La dopamina es un neurotransmisor conocido por estar involucrado en los circuitos del placer y recompensa del cerebro.


La teoría de Tomer es que los estudiantes con el sesgo hacia la derecha tienen más actividad dopamínica en el lado izquierdo de su cerebro, una característica también implícita en personas con altos índices de creatividad e innovación.

Pero concretamente: ¿realmente una mayor actividad de dopamina en el lado izquierdo del cerebro está relacionada con una naturaleza más creativa del individuo?
La respuesta a esta pregunta no es del todo clara, pero otras investigaciones apuntan a que esta teoría es cierta.
Por ejemplo, los pacientes con la enfermedad de Parkinson que mostraron una merma de dopamina en su hemisferio izquierdo, también presentaban una reducción en su capacidad cuando trataban de realizar tareas creativas. Sin embargo, en aquellos pacientes que la pérdida de dopamina se presentaba en el hemisferio derecho, no mostraban ningún cambio en su comportamiento.
Por otra parte, un estudio de imágenes cerebrales anterior al de Rachel Tomer había determinado que los individuos sanos con más receptores de dopamina en su hemisferio izquierdo obtuvieron mejores calificaciones en pruebas de motivación para la búsqueda de nuevos incentivos.


Referencia:
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0028393208000699



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada