Autocontrol: la mejor estrategia para resolver problemas


Una cuestión que hace a la psicología cognitiva un tema difícil de estudiar, es que la gente tiene muchas maneras y estrategias para abordar un mismo problema.


autocontrol y problemas

Sin embargo, esa flexibilidad es también interesante. ¿Qué procesos son los que nos permiten cambiar de estrategias? Está claro que puede haber beneficios al utilizar diferentes métodos para resolver problemas, pero ¿cuáles son sus costos?

A veces podemos resolver inconvenientes pensando en ellos en abstracto, mientras que otras veces los resolvemos pensándolos en concreto. Este cambio entre formas abstractas y concretas de pensar los problemas requiere recursos de autocontrol.


Una conocida investigación de Roy Baumeister sobre el agotamiento del ego, sugiere que cuando se ejerce una gran cantidad de autocontrol de una sola vez, puede ocasionar que sea más difícil de ejercer el autocontrol de nuevo más tarde. La idea es que el autocontrol es un recurso limitado y que necesita tiempo para reconstruirse.

Por tanto, para explorar si la solución de conmutación de modos de razonar un problema está relacionada con los recursos de autocontrol, un grupo de investigadores de la Universidad Emory (Atlanta, Estados Unidos), realizaron un estudio en el cual se les planteaba a distintas personas resolver problemas. Para luego observar si estas situaciones afectaban su autocontrol.


La investigación

Los investigadores dividieron a los participantes del experimento en tres grupos y les plantearon solucionar una serie de problemas relacionados entre si.

Al primer grupo se le pidió contestar una lista de preguntas enfocadas en cómo resolver dichos problemas.
Al segundo grupo, las preguntas estaban enfocadas en por qué llevarían a cabo una serie de acciones para resolver los problemas.
En cambio, el tercer grupo debió responder preguntas de cómo y por qué, por lo que tuvieron que cambiar de estrategia en la manera de pensar durante el estudio.

Después de contestar las preguntas, los participantes hicieron lo que creían que era un estudio no relacionado con el anterior, que se centró en probar una bebida amarga pero saludable, que se les dijo que era un zumo muy popular en Japón. Cada persona ganaba una pequeña suma de dinero por cada vaso bebido.
Debido a que la bebida tenía un sabor desagradable, los investigadores pensaban que las personas debían ejercer cierto autocontrol al beberla.
Los resultados indicaron que los participantes que sólo respondieron por qué o cómo, bebieron casi tres veces más que aquellos que debieron responder cómo y por qué. Este resultado sugiere que la conmutación mental requiere autocontrol.

Un aspecto interesante de este trabajo es que los autores, en total, realizaron cinco estudios diferentes. Por ejemplo, con participantes bilingües, que debieron responder preguntas en un idioma o en otro. También se hicieron pruebas con videos humorísticos en el cual el participante debía mantenerse serio.


En cada investigación, las personas que debieron hacer variaciones mentales tuvieron un peor rendimiento en la tarea de autocontrol posterior, en comparación con aquellos individuos que mantenían un único modo de pensar.

Esta investigación sugiere que existen consecuencias por pensar en forma excesiva. Cuando tienes un día de trabajo con problemas difíciles, es probable que hayas tenido que cambiar de estrategias mentales muchas veces. Cada uno de esos interruptores tiene un costo, es decir, se está sobrecargando un recurso que es limitado. Por eso, cuando se encuentra atascado en un problema, es buena idea alejarse de él por un tiempo. Ese descanso puede ayudar a recuperar los recursos de autocontrol.

Esto también quiere decir que, después de un día de trabajo duro, debe tratar de evitar situaciones estresantes. Cuando se agota el autocontrol, existe un montón de evidencia de que se puede reaccionar de manera más agresiva hacia los demás.


Referencia: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9599441



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada